La ciudad de cuento de hadas, Praga

Capital de la República Checa, Praga, es una ciudad mágica. Es una de las veinte ciudades más visitadas del mundo. Esta ciudad fundada en la Edad Media fue la antigua capital del Reino de Bohemia y Checoslovaquia. Al pasear por sus antiguas y peculiares calles cuesta distinguir la realidad de la fantasía.

La Catedral de San Vito es la visita obligada de esta ciudad. Es uno de los símbolos más famosos de la ciudad. Esta iglesia gótica es la más grande el país. Si te ves capaz de ello, te recomendamos que subas los múltiples escalones del campanario, disfrutarás de una vista de la ciudad impresionante.

Plaza de Wenceslao

Dentro del Castillo de Praga podrás descubrir gran parte de las maravillas de la ciudad, como la Torre Daliborka levantada en 1496. También podrás ver la Hondonada de los ciervos en el foso norte del Castillo de Praga, en el cual se encontró en el siglo XIX un asentamiento humano de la prehistoria. Tampoco te pierdas el Convento, la Basílica de San Jorge, el antiguo Palacio Real o el Callejón del Oro.

Si necesitas descansar de la ciudad, piérdete en los Jardines Vrtba, estos jardines barrocos son pequeños, pero cada rincón vale la pena, por ello la UNESCO lo nombró Patrimonio de la Humanidad. En este enclave podrás disfrutar de estatuas, frescos, esculturas inspirados en la mitología.

Puente de Carlos

Te recomendamos caminar por las calles de Staré Městro, el barrio antiguo. Podrás sumergirte en sus mágicas calles y podrás observar la famosa Torre del Ayuntamiento en donde se encuentra el reloj astronómico, una de las imágenes más famosas de la ciudad. Descubre también la Torre de la Pólvora, un edificio hermoso. Y por la noche, no te pierdas la iluminación de la Iglesia de Nuestra Señora de Týn.

Otra zona por la que es recomendable perderse es el barrio judío de Josefov. No comprenderás como en esta pequeña zona se encuentran tantos atractivos de la ciudad. Aquí podrás visitar el Museo Judío de Praga, la Sinagoga Vieja-Nueva y la Sinagoga Española. Estas dos últimas te sorprenderán por su belleza y te enseñará a descubrir la hermosura de los edificios.

La Isla de Kampa, situada en el distrito de Malá Strana, situado a pocos metros del Puente de Carlos. Esta isla artificial es perfecta para pasar un momento romántico, podrás observar los antiguos molinos de viento, como el Molino del Gran Prior. Cuelga un candado en el Puente del Amor, como miles de parejas han hecho. No te olvides de ir a la Vinarna Certovka, la calle más estrecha del mundo.

Vista nocturna de Praga

Visita el Museo Kampa, en el antiguo molino Sova, donde podrás ver las obras de artistas contemporáneos checos. Además, podrás ir al Museo Franz Kafka, conocido escritor bohemio. Por último, tienes la opción de subir en globo aerostático y elevarte 60 metros sobre Praga.

¡No olvides consultar nuestras ofertas especiales aquí!

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *