La ciudad de las cuatro culturas, Melilla

Melilla, situada al norte de África, es una de las dos ciudades autónomas de España, bañada por el precioso mar Mediterráneo. Está situado en la región del Rif en el cabo de Tres Focas y cuenta con una población de 86467 habitantes. Esta es una zona en la que las culturas cristianas, musulmanes y judías han convivido. Aún con tal población su extensión es de solo 12 kilómetros cuadrados.

La Plaza de Estopiñán, llamada así por el conquistador de Melilla en 1497, es donde se encuentra el Museo Español de Arte Contemporáneo, también conocido como el Museo Ibánez, es un recinto que dispone una colección buenísima de arte, como, por ejemplo, grabados de Goya, Salvador Dalí, y de Mariano Fortuny.

La Plaza de los Aljibes es una de las más bellas plazas que hay en Melilla la Vieja. Aquí encontrarás un aljibe de unos 13 metros de profundidad, una construcción donde se recogía el agua de la lluvia y brindaba agua a la ciudad en la antigüedad. Este ha sido reformado debido a su importante papel en la historia de esta fantástica ciudad.

En los Almacenes de las Peñuelas se encuentras los dos museos más importantes de la ciudad de Melilla. El primero es el Museo Sefardí y Amazigh que es una muestra de respeto y homenaje a estas culturas que siguen vivas en Melilla. El segundo es el Museo de Historia, donde se encuentran restos prehistóricos del neolítico y de los fenicios que habitaban anteriormente en la zona donde la ciudad se encuentra ahora mismo.

Las Cuevas del Concentico, restauradas hace no mucho, es impresionante el hecho de que Melilla la Vieja está total y completamente agujereada subterráneamente. La cantidad de túneles que se encuentran debajo de la ciudad es igualmente increíble, si deseas “ver” la ciudad desde otra perspectiva, no te pierdas las cuevas.

El Mercado Central, como en muchas otras ciudades, es la zona perfecta para ver como las culturas de la ciudad conviven armoniosamente. Aquí podrás disfrutar de múltiples platos de estas diferentes culturas y conocer la ciudad no desde los ojos, sino desde la nariz y la boca. Te recomendamos visitarlo y perderte caminando por el mercado.

Como must de esta preciosa ciudad te recomendamos los Cortados de Aguadú. Esta no es una playa de arena, pero es una zona de baño como ninguna otra. Estos acantilados son la zona perfecta para observar la fauna de Melilla acompañado de preciosas vistas del mar.

¡No olvides consultar nuestras ofertas especiales aquí!

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *