Malta, la joya del Mediterráneo

Malta, uno de los archipiélagos increíbles que ofrece el mar Mediterráneo. Este país se encuentra entre la isla de Sicilia y la costa norte de África. Este archipiélago, debido a su situación geográfica ha sido testigo del paso de romanos, árabes y otras múltiples civilizaciones del Mediterráneo.

En vez de empezar por recomendarte zonas en la isla de Malta, te recomendamos que empieces por la isla Gozo. Esta isla la podrás visitar en un día y podrás recorrer zonas fantásticas, como el Azure Widow, está un poco arruinado, pero vale la pena visitar este símbolo de Malta. No te olvides tampoco de visitar la Gruta Azul.

Imagen de la isla de Gozo.

Aunque no te importe, te recomendamos visitar la Isla de Comino. Esta es una de las islas de las más pequeñas del archipiélago maltés. En esta isla encontrarás buen tiempo y unas playas fascinantes, pero ningún coche. No puedes irte de esta isla sin haber visitado Blue Lagoon, esta pequeña cala de aguas cristalinas es una de las mejores playas del país. En verano puede que esté muy llena, pero si tienes la suerte de visitarlo en octubre, que aún así hay una temperatura bastante agradable, encontraras una playa casi que para ti.

La Valeta, capital de Malta es una ciudad que no te decepcionará. Esta antigua fortificación es una ciudad llena de casitas pintorescas y calles acogedoras. Una de las mejores cosas que puedes hacer es perderte por sus calles sin preocuparte por el tiempo. Por último, no te pierdas observar el atardecer desde los Jardines Upper Barrakka.

Disfruta caminando por las hermosas calles de La Valeta.

El pueblo de Mdina es una zona imprescindible para los viajeros que de desplazan a Malta. Esta antigua capital de Malta llena de arquitectura medieval te dejará impresionado. Cabe nombrar que este pueblo fue utilizado como escenario de rodaje de Juego de Tronos, así que te recomendamos buscar las zonas en las que rodaron la serie para obtener increíbles fotos personales. En este pueblo lo mejor que puedes hacer es callejear y dejarte llevar por el pueblo, descubriendo sus recovecos. Para los amantes del chocolate, te recomendamos tomarte un trozo de tarta en Fontanella, nos lo agradecerás.

No muy lejos de Mdina se encuentra Rabat, una visita bastante interesante, sobre todo las catacumbas de Santa Ágata. Además, no te pierdas tampoco el pueblo de Mosta y la increíble iglesia, Mosta Rotunda, con la cúpula más grande de la isla y la tercera de Europa.

La famosa Ventana Azul, que desgraciadamente se derrumbó en 2017.

Como must de Malta, te recomendamos visitar St. Peter’s Pool, esta piscina natural es una de las joyas que este archipiélago esconde. Bañarte puede darte un poco de respeto, ya que tienes que lanzarte desde una altura respetable, pero es algo impresionante, observa cómo y desde donde se tiran los lugareños, que al final son los que mejor lo conocen.

¡No olvides consultar nuestras ofertas especiales aquí!

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *