La ciudad apetecida, Málaga

Ubicada en la apetecible Ciudad de Oro, Málaga es una de las ciudades más famosas y conocidas de España. Esta es la sexta ciudad más poblada de España, y debido a su proximidad con el mar Mediterráneo su papel en la historia ha sido muy importante. Se conoce ya que entre 800 a.C. y 500 a.C. existen asentamientos en la zona donde Málaga se encuentra hoy.

Uno de los símbolos de Málaga es la Calle Larios, el centro de la ciudad se mueve alrededor de esta calle, y comprensiblemente, ya que es una de las calles más elegantes y caras de España, y una de las más deseadas de Europa. Esta calle tiene sus comienzos en 1891, y desde que se inauguró ha sido una de las calles más hermosas y llenas de estilo del sur de España, tómate tu tiempo paseando, admirando la preciosa y refinada arquitectura de los edificios que adornan la calle.

Situada en la plaza del Obispo, la Santa Iglesia Catedral Basílica de la Encarnación es la bella catedral de Málaga, y de forma justificada, desde que la veas a lo lejos descubrirás por qué, y con cada paso que des hacia la bella joya renacentista andaluza. Su construcción fue ordenada por los Reyes Católicos Isabel y Fernando en 1487, la cual estuvo en construcción entre 1525 y 1782. Podrás disfrutar del estilo gótico en el que comenzó el proyecto.

La Alcazaba de Málaga, que traducido del árabe significa ciudadela, fue una fortificación donde vivía el jefe del estado en la época islámica, posiblemente Badis ben Habús, el rey de taifas bereber. La Alcazaba se comenzó a construir en el siglo X, sobre una fortificación fenicia-púnica. además, está declarado como Bien de Interés Cultural y como Patrimonio histórico de España.

Si lo que quieres es pasear y descansar caminando por un bello jardín de estilo inglés entonces el Jardín Botánico Histórico La Concepción es lo que necesitas. Aquí encontrarás más de ciento cincuenta años de historia y cincuenta mil plantas. Este jardín fue construido como zona de recreo de una familia de la aristocracia malagueña en 1855 que en 1990 pasó a ser público.

El Alcázar o Castillo de Gibralfaro fue un antiguo recinto fenicio, en el cuál había un faro que le da nombre al cerro Jbel-Faro, o Gibralfaro, que significa monte del faro en árabe. El emir Abderramán III utilizó las ruinas del recinto fenicio como base para construir su alcázar.

Como must de esta preciosa ciudad, te vamos a recomendar un plan que implica agua, pero no agua salada, sino aguas termales. Una de las mejores actividades que puedes hacer en Málaga es visitar uno de sus preciosos y exquisitos baños árabes, como el famoso Hammam al Andalus, no te arrepentirás. ¡No olvides consultar nuestras ofertas especiales aquí!

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *