Copenhague, la ciudad de La Sirenita

La famosa capital de Dinamarca, Copenhague. Está ubicada en las islas de Selandia y Amager, en esta capital podrás disfrutar de una de las mejores capitales europeas. En esta ciudad no podrás parar de apreciar su bellísima arquitectura y su increíble belleza natural, salpicada de preciosos canales.

Una curiosa parada en la ciudad danesa es la zona autogobernada de Christiania. Esto comenzó en 1971 cuando unos padres ocuparon el espacio para jugar con sus hijos, y poco a poco se transformó en un movimiento político, en el que a día de hoy residen unas 1000 personas. Es una zona bonita para dar un paseo, comer en sus peculiares locales y disfrutar visitando sus tiendas de artesanía.

En la visita a Copenhague no puede faltar La Sirenita. Esta famosa escultura basada en el famoso cuento de Hans Christian Andersen es uno de los iconos de la ciudad. Uno de los mejores planes es pasear por la zona y observar la escultura mientras te relajas oyendo el sonido del mar. Otra opción es la de visitarla una noche en la que la luna esté llena o al amanecer cuando esté iluminada por los primeros rayos de sol del día.

El bellísimo Palacio de Amalienborg es una obra maestra de la arquitectura, cosa que aprenderás desde el momento en el que puedas apreciar la compleja belleza de este edificio. Este palacio es la residencia oficial de invierno de la familia real. Construido en estilo rococó y compuesto por cuatro edificios que bordean una plaza, en la cual podrás observar el cambio de guardia. Cerca encontrarás la famosa Iglesia de Mármol, también de estilo rococó y coronada por una gran cúpula verde, que tomó inspiración en la Basilia de San Pedro del Vaticano.

Nyhavn, también llamado Puerto Nuevo, es uno de los canales más famosos de toda la ciudad. Aunque no lo parezca por su nombre, fue construido en el siglo XVII como canal principal, especialmente para uso de los comerciantes. Uno de los aspectos que hace a este canal son sus bellas y coloridas casas, caminar por esta zona es un regalo, y si tienes la oportunidad de sentarte en una terraza a almorzar o a tomarte un café, no la desaproveches.

Una de las zonas que deberías de visitar en Copenhague es la Calle Stroget, esta es la calle peatonal más larga de Europa. Podrás recorrerla y observar los bellos edificios que la rodean, como el ayuntamiento, el teatro real. Además, es una zona perfecta para realizar compras como en la tienda LEGO, la Royal Copenhaguen de porcelana y el increíble centro comercial Magasin du Nord.

Una de las visitas que no te puedes perder antes de irte de Copenhague son los Jardines Tivoli. Este parque abrió en 1843, lo que lo convierte en uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo. Aquí encontrarás atracciones de todo tipo, coches de choque, carruseles, montañas rusas y mucho más. Entre atracciones podrás descansar y comer en sus múltiples restaurantes, los cuales ofrecen una buena variedad gastronómica.

¡No olvides consultar nuestras ofertas especiales aquí!

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *